miércoles, 14 de octubre de 2009

SALUD BUCAL PARA LOS NIÑOS...



¿Cómo ayudo a mis hijos a cuidar sus dientes y prevenir las caries?

Enseñar a sus hijos los métodos de higiene bucal apropiados es una inversión en salud que le reportará dividendos de por vida. Puede comenzar dando un buen ejemplo; el cuidado de sus propios dientes envía el mensaje de que la salud bucal es algo importante. Todo lo que haga de la higiene dental una tarea divertida, como cepillarse los dientes junto con sus hijos o permitirles elegir sus propios cepillos dentales, fomenta una higiene bucal apropiada.

Para ayudar a sus hijos a proteger sus dientes y encías y reducir el riesgo de formación de caries, enséñeles a seguir estos simples pasos:

  • Cepíllese los dientes por lo menos dos veces al día con una crema dental con flúor aprobada por la Asociación Dental Americana para eliminar la placa bacteriana (la película pegajosa que se adhiere a los dientes y que es la causa principal de las caries).

  • Utilice hilo dental diariamente para eliminar la placa que se deposita entre los dientes y debajo de la encía, antes de que se endurezca y se convierta en sarro. Una vez que se ha formado sarro, sólo puede ser eliminado con una limpieza profesional.
  •  Elija una dieta equilibrada que limite el consumo de almidones y azúcares. Cuando ingiera estos alimentos, trate de hacerlo con la comida y no entre comidas. La saliva adicional que se produce durante una comida ayuda a enjuagar los alimentos de la boca. 
  •  Utilice productos dentales que contengan flúor, incluida la crema dental. 


  • Asegúrese de que el agua que beben sus hijos sea fluorada. Si su suministro de agua (sea municipal, de pozo o en botella) no contiene flúor, su odontólogo o pediatra le recetará suplementos diarios de flúor. 
  • Lleve a sus hijos al odontólogo para realizarles controles periódicos.
¿Cuándo debe mi hijo comenzar a utilizar hilo dental?
Dado que el hilo dental elimina los restos alimenticios y la placa depositada entre los dientes donde no llega el cepillo; a partir de los cuatro años, comience a utilizar hilo dental con sus hijos. A los ocho años, la mayoría de los niños pueden comenzar a utilizar el hilo dental por sí mismos.

¿Qué son los selladores dentales y cómo sé si mis hijos los necesitan?
Los selladores dentales crean una barrera altamente eficaz contra las caries. Se trata de delgadas capas plásticas que se aplican a las superficies de masticación de los dientes posteriores permanentes del niño, donde se forman la mayoría de las caries. La aplicación de un sellador no es dolorosa y se puede efectuar en una sola visita al odontólogo. Él le indicará si un sellador dental es recomendable para sus hijos.

¿Qué es el flúor y cómo sé si mis hijos reciben la cantidad apropiada?
El flúor es una de las mejores maneras para ayudar a prevenir el deterioro de los dientes. Se trata de un mineral que, al combinarse con el esmalte dental, lo fortalece. En muchos depósitos municipales de abastecimiento de agua se agrega la cantidad correcta de flúor para el desarrollo apropiado de los dientes. Si desea saber si el agua potable que recibe contiene flúor y en qué cantidad, llame a su proveedor local de agua. Si el agua que consume no contiene flúor (o lo contiene en cantidad insuficiente), el pediatra o el odontólogo de sus hijos sugerirá el uso de gotas de flúor o un enjuague bucal similar, además de la crema dental con flúor.


¿Qué importancia tiene la dieta en la salud bucal de mis hijos?
Una dieta equilibrada es necesaria para que sus hijos desarrollen dientes fuertes y resistentes a las caries. Además de la gama completa de vitaminas y minerales, la dieta de un niño debe incluir mucho calcio, fósforo y los niveles apropiados de flúor.
Si el flúor es la mejor protección para sus hijos contra las caries, los alimentos entre comidas de manera frecuente son el peor enemigo. Los azúcares y los almidones presentes en muchos alimentos como galletitas, dulces, frutas secas, refrescos, galletas saladas y papas fritas se combinan con la placa en los dientes para crear ácidos. Estos ácidos atacan el esmalte dental y pueden formar caries.
Cada "ataque de placa" puede durar hasta 20 minutos después de finalizada la comida e incluso un pequeño bocado puede provocar que la placa produzca ácidos. Por eso, lo mejor es limitar la ingesta de alimentos entre comidas.

¿Qué debo hacer si mi hijo se astilla, se rompe o pierde un diente? Ante una lesión en la boca de su hijo, consulte inmediatamente al odontólogo. Él examinará el área afectada y determinará el tratamiento apropiado. Si su hijo experimenta dolor por un diente roto, quebrado o astillado, visite inmediatamente al odontólogo. Si lo desea, puede suministrarle un calmante sin receta hasta el momento de la cita. De ser posible, guarde la parte del diente que se ha roto y llévela al odontólogo.
Si perdió un diente por accidente, llévelo al odontólogo tan pronto como sea posible. Evite tocar el diente y no lo limpie. Guárdelo en agua o leche hasta llegar al consultorio. Es posible que el diente pueda volver a ser colocado en la boca del niño mediante un procedimiento llamado reimplantación.








1 comentario:

ARCEWORKS dijo...

Hola ODONTODIAZ soy administrador de la ESCUELA DE ODONTOLOGIA UAP estudio odontologia en Peru, me gustaria que pongas el link de mi blog en el tuyo asi como yo lo hice para ayudarnos mutuamente tengo miles de visitas, www.odontologiauaplimablogspot.com espero pronto poder ver MI LINK gracias abrazos y cheka tu link. agregame a juanpeter2106@hotmail.com